lunes, diciembre 16, 2013

XXXI Cross de la Dehesa de la Villa 2013

   Nueva cita con el dorsal, esta vez al lado de casa y con el reto de ver si de verdad he dado un "salto de calidad" o sigo a mis ritmos de siempre, que con el paso de los años no es poco.
   Los entrenos de las últimas semanas/meses han sido muy fuertes, aunque también irregulares por causas que me han hecho dejar de entrenar todos los fines de semana.
   Bien desayunado, con buenas horas de sueño y una semana bastante descansada, llogo al Cross de la Dehesa de la Villa con ganas de demostrarme que puedo estar más cerca de corredores que hasta ahora no he visto en los últimos km de cada carrera, por no dar más ya de si mis fuerzas.
   Nada más llegar me veo con Raúl y nos hacemos una vuelta al circuito para calentar y conocerlo mejor (aunque entreno por allí casi cada día), al poco vemos a Encarna con su marido (reportaje fotográfico de lujo, gracias) y charlando nos ponemos cerca de la cabeza en la salida.
   Como siempre y cuesta abajo, es rapidísima, pero consigo mantenerme entre los diez primeros sin problemas, aunque en las primeras curvas en cuesta voy perdiendo posiciones.
   Paso por meta el el 13º más o menos y bajando no recupero posiciones, pero mantengo distancia con mi referencia en cabeza, bueno es siempre tener una, aumentando las distancias ya entre los que nos siguen.
   Bajando recupero un par de puestos y me noto suelto y un poco sorprendido por acercarme poco a poco al cuarto corredor, los tres primeros (dos de un equipo del Canal) ya son inalcanzables.
   Subida de nuevo y luchando mentalmente por no hacer lo de siempre, falto de fuerzas dejar pasar a unos y pegarme a otros que me lleven más tranquilo, esta vez apretaba los dientes y era yo el que perseguía, no había molestias y estaba con ganas.
   En el último paso ya estoy 8º y subiendo consigo dejar a mi acompañante de casi toda la carrera y a quién nunca había superado y me decido a perseguir a dos corredores que entrenan cada día en mi mismo circuito y a los que nunca había superado.
  Con dolor en el lado del estómago no me rindo y acorto distancias, exprintándo desde muy lejos alcanzándolos en la última cuesta antes de la meta, logrando superar a uno de ellos en la última curva, un poco de confianza más y habría buscado superar al cuarto, pero o no podía más mentalmente o físicamente había sacado todo lo que llevaba dentro.
   Contentísimo con un 5º puesto que mejora por poco el anterior y más con el salto de calidad que puede que haya dado, las próximas carreras lo dirán, seguro que la Sansi Internacional es la mejor forma de saberlo, hoy 21:45 en seis km entre pinos llenos de cuestas y desniveles, me dejan satisfecho.
   Raúl siguió en su linea de recuperación, lástima que quede tan poco para la San Silvestre por que llegaría mejor de lo esperado, enhorabuena.
   Encarna de lujo, como siempre, una medalla más y van...
Nueva cita con el dorsal, esta vez al lado de casa y con el reto de ver si de verdad he dado un "salto de calidad" o sigo a mis ritmos de siempre, que con el paso de los años no es poco.
   Los entrenos de las últimas semanas/meses han sido muy fuertes, aunque también irregulares por causas que me han hecho dejar de entrenar todos los fines de semana.
   Bien desayunado, con buenas horas de sueño y una semana bastante descansada, llogo al Cross de la Dehesa de la Villa con ganas de demostrarme que puedo estar más cerca de corredores que hasta ahora no he visto en los últimos km de cada carrera, por no dar más ya de si mis fuerzas.
   Nada más llegar me veo con Raúl y nos hacemos una vuelta al circuito para calentar y conocerlo mejor (aunque entreno por allí casi cada día), al poco vemos a Encarna con su marido (reportaje fotográfico de lujo, gracias) y charlando nos ponemos cerca de la cabeza en la salida.
   Como siempre y cuesta abajo, es rapidísima, pero consigo mantenerme entre los diez primeros sin problemas, aunque en las primeras curvas en cuesta voy perdiendo posiciones.
   Paso por meta el el 13º más o menos y bajando no recupero posiciones, pero mantengo distancia con mi referencia en cabeza, bueno es siempre tener una, aumentando las distancias ya entre los que nos siguen.
   Bajando recupero un par de puestos y me noto suelto y un poco sorprendido por acercarme poco a poco al cuarto corredor, los tres primeros (dos de un equipo del Canal) ya son inalcanzables.
   Subida de nuevo y luchando mentalmente por no hacer lo de siempre, falto de fuerzas dejar pasar a unos y pegarme a otros que me lleven más tranquilo, esta vez apretaba los dientes y era yo el que perseguía, no había molestias y estaba con ganas.
   En el último paso ya estoy 8º y subiendo consigo dejar a mi acompañante de casi toda la carrera y a quién nunca había superado y me decido a perseguir a dos corredores que entrenan cada día en mi mismo circuito y a los que nunca había superado.
  Con dolor en el lado del estómago no me rindo y acorto distancias, exprintándo desde muy lejos alcanzándolos en la última cuesta antes de la meta, logrando superar a uno de ellos en la última curva, un poco de confianza más y habría buscado superar al cuarto, pero o no podía más mentalmente o físicamente había sacado todo lo que llevaba dentro.
   Contentísimo con un 5º puesto que mejora por poco el anterior y más con el salto de calidad que puede que haya dado, las próximas carreras lo dirán, seguro que la Sansi Internacional es la mejor forma de saberlo, hoy 21:45 en seis km entre pinos llenos de cuestas y desniveles, me dejan satisfecho.
   Raúl siguió en su linea de recuperación, lástima que quede tan poco para la San Silvestre por que llegaría mejor de lo esperado, enhorabuena.
   Encarna de lujo, como siempre, una medalla más y van..
   Alfonso ejerció de anfitrión, cada año mejoran y este año casi mueren de éxito, muchos corredores y carreras separadas para senior y veteranos a causa de ello, enhorabuena.
   Ayer no pude leeros, a lo largo de la semana me pongo al día.
   Ayer no pude leeros, a lo largo de la semana me pongo al día.






Faltaba correr y sudar, se nota.







     En pleno esfuerzo y disfrutando aunque no lo parezca.



  Alfondo, Chaval en la organización, Raul y Encarna.


Las chicas merecen su hueco, Los Chavales de la Tapia también estábamos representados.



     Este fotógrafo hace milagros, hasta me veo joven.




   No todos los días tocamos metal, había que celebrarlo.





               Pódium final lleno de amigos, nos lo habíamos ganado.


2 comentarios:

Ana C. dijo...

Estás guapísimo, jodío!

Vima_gama dijo...

Ja,ja,ja,ja...eso es que las copas...cuando son como trofesos...rejuvenecen ja,ja,ja...