domingo, junio 28, 2015

Trail Ruta del Cobre 2015


     Los tres corredores del Canal YII no preparamos trail en la Dehesa de la Villa, pero llevamos algo de monte en las venas y había que correr con el equipo en una carrera que preparaban algunos compañeros.
   Un día de calor bochornoso nos recibió en Villanueva del Pardillo, llegamos con tiempo, calentamos, tiempo de saludos con Felix, Kike, Fernando, Juan Carlos...y por supuesto David y Alberto y a la salida.




Para explicar lo sucedido hoy y el que tantos corredores, tres escapados y una parte del gran grupo, se perdieran, hay que poner una parte de "culpa" en la organización y otra en los corredores.
Micrófono en mano, como se ve en la imagen, nos fueron explicando el recorrido: la salida a la derecha por una senda tras el primer avituallamiento..., las largas sendas llenas de curvas, la posterior salida de la carretera a la izquierda tras el segundo avituallamiento...
En ambos casos había cintas, tanto en la entrada a la senda como atravesando la carretera y en la pista que cogíamos a la izquierda, pero nos faltó estar atentos, experiencia en los trail al menos en mi caso... 
También es verdad que abandonar una pista hacia un sendero estrecho o una carretera cuando ves tanto público al fondo de la recta no es tan fácil, pero seamos positivos, por que seguro que en un año estos serán los puntos fuertes, no habrá dudas y las quejas no caerán en saco roto, la humildad de la organización al responder a las quejas anticipa que estas se resolverán satisfactoriamente.

CARRERA:

La salida como siempre... ¡a tope!, aún me pregunto como en un trail de 16km, lleno de cimas, durísimo..., los corredores salen como en una competición de milla urbana.
El caso es que rápidamente me vi lejos de la cabeza, pero sin nervios y con cabeza esto fue cambiando según se hacía más inclinada la ascensión.
A veces andando y otras corriendo llegué al primer alto recuperando ya casi todas las posiciones perdidas y ya solo con siete u ocho corredores delante.
El primer descenso era igual que la subida, lleno de zanjas de la lluvia, piedras...y pasó lo que tenía que pasar, por girar a buscar como marchaban los compañeros...torcedura de tobillo que dura ya una semana, pero que en el trail solo duró el descenso, no notando más molestias hasta acabar la carrera.
Bajando me fui acercando a los de delante y en el primer avituallamiento ya les tenía a la vista, un trago rápido, un plátano...y a coger la larga senda todo el grupo, menos mal que ahí uno vio la salida y aviso a los que ya se pasaban.
Ahí estábamos un grupo de cuatro o cinco corredores, más tres o cuatro que marchaban cada vez a más distancia y poco a poco recuperaba una posición allí donde el ancho del sendero lo permitía y logré ponerme a la altura de Fernando, uno de los compañeros del Canal YII.
Llegada a la segunda cima creo recordar que ya en pista, logrando andar lo menos posible, pero todo lo necesario para estar fuerte bajando, donde recuperaba más terreno y lograba ir dejando algún corredor del grupo, a veces detrás de Fernando y al final dejándome el ya pasar por el buen ritmo que llevaba.
En la última cima venía la sorpresa al ver a David esperando en el alto a lo lejos, habiendo logrado ya escaparme del grupo, logro adelantar al último de los que marchaban muy delante y paso solo el alto cogiendo ya la larga recta de la carretera.


El segundo avituallamiento lo paso de largo ya que había bicis y no quería perder tiempo, no había problema, hoy creo que era de los pocos bien hidratado hasta el momento justo de la salida. 
Busco a los escapados y no los veo y aunque se que Alberto marchaba fuerte, me extraño no ver a nadie más..., David me empujaba dando ánimos, me pedía regular las fuerzas aunque no le hacía mucho caso..., pero por suerte recordé los avisos de abandonar la carretera a la izquierda y David me indicó la pista, vimos la cinta atravesando el asfalto..., por si acaso buscaba confirmar la ruta y me tranquilizó encontrar más cintas a los cien metros, a partir de ahí ya solo tenía que volar bajando, lo que más me gusta.
Esta vez el sendero era más difícil, como siempre el firme mucho mejor que las pistas, pero lleno de requiebros, pequeños arroyos, paredes, cambios continuos de dirección..., verme solo y alcanzar a los de delante..., pero seguía intentándolo hasta que...
Terminada la zona más dura volvía la pista y al poco podía ver mucho terreno delante, la meta a varios km...y la imposibilidad de alcanzar a nadie.
Poco a poco los que me seguían dejaban de aparecer cuando miraba atrás y tras pasar el último barranco y salir a la zona de meta a falta de casi un km, ya veía que no perdería posiciones.

Recorrido de la web de la carrera.

Recorrido según mi gármin, calcado.





Entro en meta con el pódium de veteranos en la mente y el de la general en el bolsillo, celebrando un puesto en veteranos esperado, pero no seguro, pero el altavoz relataba que era primero de la carrera y la sorpresa es mayor.

Al final Alberto y al menos otro corredor, llegaron más tarde, con más km a sus espaldas y pasando la salida a la izquierda tras el segundo avituallamiento. Otros corredores que marchaban detrás siguieron la pista sin coger la senda haciendo la carrera más dura mentalmente que físicamente , los trail son así, si lo sabré yo que tantas veces metí la pata.

La imagen que mejor describe el día sahariano de hoy.






No me veré en otra igual, seguro.


Dejando constancia de que estábamos en un aeródromo.

No hay comentarios: