miércoles, mayo 06, 2015

EDP Rock ‘n’ Roll Madrid Maratón & 1/2: 26 Abril, 2015

Falté a la kedada pre-carrera, pero hoy la equipación y el grupo, funcionaron como pocas veces.





          La progresión me deja contento, la meta ahora es mejorar y bajar de 02:50 en New York


   Un año más llego al maratón de Madrid con ganas de mejorar marca, este año un poco más atrevido buscando acercarme a los 02:50, pero como se ve en el plano por los tiempos de paso previstos, calco la marca pretendida, tanto en la media como en el crono final y es que siguiendo el ritmo de 4:03/km los números no salen por que el garmin da casi medio km de más.

  
    Comenzamos el primer tramo de siete km, así he dividido la carrera, subiendo La Castellana a buen ritmo y charlando a la vez que frenándonos para guardar fuerzas, los ritmos de los días de regeneración en la Dehesa de la Villa, nos vienen bien.

   La posterior bajada por Bravo Murillo cambian ya los ritmos y comenzamos a rodar más cómodos aún, pero siempre intento no ir tan rápido como hace un año, donde mis gemelos sufrieron al final.

    Las calles son una fiesta, más ambiente que el año anterior y el continuo apoyo de Chavales de la Tapia, amigos de David o Miguel..., nos lleva en volandas.
     Lo mejor queda para cuando comienzan las apariciones de Pepe aconsejando calma, algo que yo no olvido de principio...hasta los km finales, donde a pesar de las cuestas había que darlo todo.

   En Gran Vía veo a Marcos y otros compañeros que comparten siempre algunos metros y comenzamos a descender hacia la Casa de Campo, intentando no castigar muscularmente al cuerpo con tanta bajada.

   Una y otra vez tomo geles, plátanos, agua...este año creo que esa ha sido una de las razones de las inmejorables sensaciones finales, la otra la alimentación que poco a poco voy normalizando comiendo ya normalmente carbohidratos, aunque evitando el gluten.

De principio a fin, ahí estaba Pepe apoyando y dando instrucciones.
Este año Miguel, David y yo, fuimos inseparables hasta los km. finales.
El maratón es largo y nada como divertirse cuando quedaban fuerzas.

video



      Tras dos terceras partes de la maratón, llegaba la hora de probar las piernas y no escuchar las molestias, tenía fuerzas para cambiar de ritmo y apreté tras unos momentos duros al ver que David se paraba en seco, los músculos decían basta..., aunque no tardó en arrancar y terminar el maratón muy cerca de mi, es un Jabato.

     Yo sigo con Miguel unos km y acabo haciéndolo solo cuando el perfil más duro se pone, aunque al igual que David, acaba entrando sin problemas y terminando a un gran ritmo.

   Paso por Cibeles adelantando docenas de corredores, algo que no dejé de hacer en el recorrido gracias a ser conservador en la primera media y en los km finales y ya con perfil favorable hay varios km por debajo de 3.50/km y solo me adelanta un bólido, (Jose Enrique, míster y uno de los responsables de un año lleno de mmp) al que fui incapaz de pegarme en unos momentos en los que gemelos o isquios sufrian el fuerte ritmo.

   La larguísima entrada a meta por El Retiro es como siempre especial, a pesar de que, como se notará en la Crónica, este año se me ha hecho menos dura y a menos sufrimiento, seguro que una crónica menos "intensa" e interesante.
  La sorpresa llega al no sentir los ánimos de la "fámily" y es que me esperaban un poco más tarde de las 02:53 en que pasé la meta.

   Solo quedaba esperar a los compañeros junto a Kike..., Llega Miguel en un minuto...¡y David! en un par más (no sabía si había abandonado), satisfacción completa bajo la intensa lluvia ( no la he mencionado en todo el recorrido, por que el azote y culpable de la dura maratón para unos, ha sido aliada y amiga para mi.

   Recogo la bolsa del corredor con David y cambiado y seco recibo ya la llamada de mi hija, justo a tiempo para pillar un taxi y camino de casa ver unos km a los que aún corrían, de verdad que parece más duro verles que correr. Entonces me dí cuenta de que había bajado cuatro minutos la marca que en 2014 creía que la edad no me dejaría mejorar, pero además de algo mejor y es que se que no ha llegado mi mejor maratón aún.


Camino de Atocha, las cuestas eran más duras por momentos y comenzaba a rodar solo camino de meta.


Con David Muñoz

Miguel "Dehesa Running"





No hay comentarios: