lunes, noviembre 21, 2011

Turismo de un runner por Madrid

Valor y al toro.

Tras una noche de continuo chaparrón en Madrid, dormía despertando entre sueños oyendo la juvia sobre el techo, pero me armé de valor y me animé a correr, Canillejas bien lo merecía.

Aún sin saber si había despertado o seguía soñando ( el Madrid-Valencia me había dejado buen sabor de boca, las notas de la semana de mi hija no os cuento ) desayuné mi Neskuik, plátano, pasas, chocolate…¡como si los fuera a necesitar…! y me animé a acercarme al Canal a dar una vueltas.

Nada más salir a la calle seguía soñando que dejaba de llover, no había molestias….y pasaba por el Canal tan solo para buscar compañia ( no seais mal pensados).

Como de fuerzas “corría” sobrado ( con semejante desayuno, ya me direis), me animé a llegarme al Retiro a buscar de nuevo algún chaval…..¡ejem…! y disfruté de la Castellana, Sol…como nunca.

Una vez en el Retiro y de nuevo sin encontrar lo que buscaba, comencé a recorrer sus senderos vírgenes para mi y llegué a El Ángel Caído aunque le encaré pendiente abajo, cobarde que es uno.

Di una “Vuelta al Ruedo” completa y me fui al centro, Gran Vía, Hortaleza…( Sabina me venía a la memoria en sueños) y de nuevo a subir al Canal, vueltecita y para mi Dehesa de la Villa, dónde metí de nuevo ( ya las echaba de menos) una propina más rápida y fácil de lo esperado.

Ahora solo pienso si soñaba por que la cena me sentó mal, o si corría por que el desayuno me sentó bien…

¡Ah! lo mejor es que no me acordé del día que era ( ¿ELECCIONES? ), ni de las molestias….


Distancia 21,00km
Tiempo 01:46:40.91
Ritmo 5:04 min/km
Velocidad 11,81 km/h
Pulsaciones medias: 130
KM FINALES : 3:37

3 comentarios:

Analogías dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Analogías dijo...

Ese Víctorrrrr, sin molestias, bajo la lluvia y feliz de la vida corriendo por los Madriles. Ole, ole!!! Sólo te faltó cantar "I'm singing in the rain".

Abrazos!!!

Vima dijo...

Bien escrito " el autor" que no es lo mismo que el "propietario" del blog, ja.ja.ja.ja...
La verdad es que disfruté como núnca y espero seguir así este final de año.
Canillejas, Aranjuez y la San Silvestre Internacional...esperan.